Pensamientos de muerte

4215_80792316394_2617943_n[1]El título de mi entrada de hoy es impactante, ya que pocas veces hablamos de la muerte y las reflexiones que tenemos sobre este tema. Estuve en un funeral este fin de semana, donde los pensamientos sobre la vida y la muerte estuvieron más presentes que nunca.

Hace tiempo que no iba a un funeral, así que estaba un poco ansiosa y triste. Lamentablemente un hermano de la iglesia en donde yo participo había muerto de cáncer siendo este muy joven todavía.

En Finlandia a diferencia con mi país Chile, si alguien fallece, los funerales son aproximadamente a las dos semanas después que haya fallecido la persona, en cambio en Chile el entierro es casi de forma inmediata después de velar al difunto por una noche.

Llegué al cementerio a las 12.00 del miedo día y la despedida empezaba a las 12.30 horas para luego proceder con el entierro. La ceremonia se realizó en una pequeña capilla que estaba en el mismo cementerio. No había llorado, hasta que empezó la ceremonia. Al ver que el ataúd estaba allí enfrente de mis ojos y detrás del ataúd había una foto del difundo, no pude controlar la pena y creo que lloré casi todo el tiempo que duró la ceremonia. Hubo canciones y palabras de despedidas de la esposa, hermano y el padre del difundo.

Las palabras del padre del difundo tocaron mi corazón, él estaba hablando muy tranquilo, pero al final del discurso se quebranta y dice que su hijo siempre será su hijo. Debe ser extremadamente doloroso que un padre tenga que presenciar el funeral de sus propios hijos. Quizá unos de los dolores más grandes de esta vida.

Todos sabemos que nacemos y que algún día también nos moriremos. Pero cuando alguien muere tan joven dejando esposa e hijos pequeños es muchas veces difícil de aceptar.  Lo mismo pasa cuando muere un niño a muy temprana edad, quedando la sensación de que tenían mucho que entregar todavía

Para nosotros los cristianos sabemos que si nos morimos pasaremos a mejor vida y estaremos junto a nuestro señor Jesucristo. También sabemos que los planes de Dios en nuestras vivas son perfectos y solo Él sabe la hora y el día de nuestra partida.

Me dio mucha nostalgia también que el difunto al igual que yo era un extranjero viviendo en Finlandia. Me puse a pensar en la cantidad de gente de su país que quizás no pudo viajar para estar presente en su funeral. Lo insólito de nacer en un lugar, pero ser enterrado lejos de tus origines. Tan lejos que estamos de nuestra tierra por si alguien de nuestros familiares o amigos llegase a fallecer antes que nosotros.

Dentro de las reflexiones más importantes sobre la muerte puedo decir primeramente que la vida es corta y para algunos aún más corta todavía. El difunto cuando murió tenía la misma edad mía, así que estoy agradecida de estar todavía aquí con vida y poder disfrutar de mi familia, amigos y de las cosas que más me gustan.

Cuidarse, si sentimos algún dolor o algo raro en nuestro cuerpo revisarse tempranamente, antes que sea demasiado tarde.

Vivir el presente, porque realmente lo que pasará mañana solo Dios lo sabe, al mismo tiempo dejar de preocuparse y estresarse por tonteras y vanidades de la vida.

A disfrutar lo que tenemos ahora, porque si no lo disfrutas ahora mañana tampoco lo disfrutarás.

Un fuerte abrazo para todos…

La vida tal cual es….Sígueme en:  Facebook  

 

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Pensamientos de muerte

  1. Fuerza en los momentos dificiles y a disfrutar de cada momento, y a cuidar de la generacion que son los hijos la mayor fuerza cuando se esta lejos. besos Amiga.

  2. Sartenada dijo:

    Profundas palabras! Espero todo lo bueno par usted!

  3. Claudia dijo:

    Hola prima. Hace ya años que Cristo me rescató así que la muerte casi no me preocupa. Sólo la pena de no ver permanentemente a tu ser querido.Pero sólo curiosidad. Porque demoran dos semanas en sepultarlo. Igual Saludos. Te fuiste hace tanto tiempo.Pero te recuerdo muy alegre y revoltosos

    • ¡Qué alegría leer tu comentario y saber de ti prima!
      Se demoran dos semanas, porque así tienen tiempo para preparar todos los preparativos del funeral.
      Me alegra escuchar también que además de ser primas seamos hermanas en Cristo.
      Un fuerte abrazo a la distancia y muchas gracias por pasar por mi blog

Jätä kommentti / Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s