Los cambios que hay cuando eres Madre.

20170218_171621Pronto cumpliré dos años que soy mamá y estos son los cambios más notorios, que he visto durante este tiempo de mi vida como madre.

El primer cambio y quizás mas significativo son las ganas de vivir por muchos años para estar más tiempo con Kamilita, así ayudarla y estar presente en cada fase de su vida. Por lo cual me cuido más que antes, por ejemplo, en Chile en mi playa favorita solía nadar mar adentro. Ahora que tengo a Kamila ya no me atrevo a nadar tan adentro. Quizás porque soy madre y psicológicamente no quiero arriesgarme a que me pase algo.

Antes podía dormir tan profundamente que, si me pasaba un camión por encima yo seguramente seguía durmiendo, ahora tengo el sueño ligero que al mínimo ruido despierto fácilmente. Esto es probablemente por el sentido de alarma que he desarrollado ahora que soy madre.

Las prioridades cambian enormemente. Kamila marco mi vida con un antes y después, ya que todas mis decisiones y proyectos de vida giran en torno a mi hija. Después de Dios por supuesto, mi hija es la persona más importante en mi vida.

Antes cuando iba de compras llegaba con ropa y calzado para mí. Ahora voy de compra y vuelvo a casa con ropa exclusivamente para mi princesa.

Curiosamente desde el nacimiento de mi hija he puesto fotos familiares en las paredes de mi casa y en especial de Kamila.

Físicamente el cambio más considerable lo sufrió mi vientre; hay una grasa localizada que es muy rebelde y por mucho ejercicio que haga, se ha ido pero muy lentamente. A veces me pregunto si lograre obtener el mismo vientre que tenía antes.

Ya no tenemos demasiado vida en pareja con mi marido, pero ahora tenemos vida en familia. La cual disfruto mucho.

También aprendí que nunca digas nunca es la pura verdad, la vida es un proceso de aprendizaje. Hoy podemos pensar nunca haríamos tal cosa, pero luego te ves haciendo lo que nunca dijiste que harías. Así que nunca digas nunca jaja.

El tiempo libre es escaso, así que cuando lo hay lo disfruto a concho o simplemente no hago nada solo descanso, respiro profundo y pienso  en lo afortunada que soy por todo lo tengo ahora.

La casa siempre está patas para arriba, se limpia y al rato está desordenada de nuevo, ya que mi pequeña exploradora es muy curiosa y quiere saber que hay en todos los cajones. Todo un mundo nuevo para ella.

El mejor de los cambios es que ahora hay una personita en mi vida que me quiere con locura, que se desespera si no estoy cerca y llora muy tristemente cuando nos separamos. Que duerme todas las noches muy apegadita a mí y me llama con el título más trascendente que una mujer puede tener en la vida, Mamá. Ella es mi Kamila Linda.

Feliz día para todas las madres del mundo. Nuestra labor es única y llena de amor. ¡Felicitaciones!

¿Y tú qué cambios has notado?

La vida tal cual es….Sígueme en:  Facebook

 Haz clic en la foto para agrandarla

 

Esta entrada fue publicada en Mamá a los 40. Guarda el enlace permanente.

Jätä kommentti / Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s