Volver al trabajo.

20171022_141338Un año y dos meses tuve de postnatal para cuidar a mi bebé. Fue un tiempo realmente maravilloso junto a mi hija Kamilita, en donde verla crecer, darle pecho, comprarle sus cosas y observar cada detalle de su desarrollo me han llenado de una enorme satisfacción de saber que estoy y estaré siempre para ella.

En el transcurso de este año y dos meses de postnatal le doy Gracias a Dios, que a pesar de vivir tan lejos de los míos, tuve el apoyo de mi madre desde el primer día que nació mi hija, ya que ella  y mi padre pudieron viajar a Finlandia y estuvieron con nosotros  por 3 meses. Luego yo viajé a chile por un mes y después nuevamente en verano mi madre vino a Finlandia por otros 3 meses más. Una gran bendición para mi y Kamila contar con el apoyo de mi madre.

Tenía planeado quedarme con Kamila por lo menos dos años, pero recibí una llamada de uno de mis lugares de trabajo para preguntarme si quería volver a trabajar. Me dieron todas las facilidades para volver, como por ejemplo  ir a la escuela a dar clases solo 3 veces por semanas y darme libre diciembre y enero para viajar a Chile. Con todas estas regalías no pude negarme y decidí empezar  en octubre a trabajar nuevamente.

La parte más difícil y dolorosa de volver a trabajar fue dejar a Kamilia, a mi tesorito que tanto me costo tener, en el jardín infantil. Estas tres primeras semanas de trabajo fueron bastantes estresantes para mí, ya que tenía que dejar en el jardín a mi hija  al cuidado de personas que a penas conocía. Además que cada vez que iba a dejar a Kamilita al jardín lloraba tanto y me estiraba sus manitos para irse conmigo y yo no podía hacer nada, solo decirle que vendría en la tarde a buscarla. Ese día llovía tan muy fuerte y así me fui  llorando y manejando todo el camino  a mi trabajo, pensando en mi hija, y rogando a Dios que ella estuviera bien.

Ya han pasado 3 semanas de haber entrado a trabajar y el recibimiento en mi trabajo de mis colegas y de mis alumnos estuvo excelente. Creo que no tuve mayores dificultades para  adaptarme al ritmo de trabajo de nuevo. Kamila de a poco se está acostumbrando a su jardín, ya que la última vez que  la fui a dejar no lloro casi nada, pero lamentablemente ahora  está resfriada y así también todos en la casa.

Así es la vida no se puede estar todo el tiempo en casa y hay que entrar a laborar nuevamente. De todas formas estoy muy agradecida de tener un trabajo con horas    flexibles que me deje tiempo para disfrutar del gran amor de mi vida mi princesa Kamila Linda.

La vida tal cual es….Sígueme en:  Facebook  y Twitter

Esta entrada fue publicada en La vida bella, Mamá a los 40. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Volver al trabajo.

  1. Seguro que va a ir todo bien. Qué bien que fueron tan flexibles con los horarios y vacaciones. Espero que se mejoren pronto!

  2. Mi bella viviana, siempre es bueno regresar a una nueva etapa, a los nuevos tiempos y a recibir nuevos regalos de la vida, ademas se te ve como una super Mama.

Jätä kommentti / Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s