Desayuno de campeones

20170526_150522Soy tan pero tan buena para comer que siempre me acuesto pensando en el desayuno. En serio y sin exagerar desde que me casé y me vine a vivir a Finlandia que me puse extremadamente buena para comer. Antes cuando era más joven y vivía en Chile comía muy poquito, igual que un pajarito.

Eso sí, nunca he salido de casa sin antes  tomar desayuno, prefiero dejar menos tiempo para maquillarme o lo que sea, pero el desayuno no se perdona. Primero porque siempre me despierto con un hambre atroz (eso que a veces me levanto por la noche a comer algo) y si no tomo desayuno antes de salir simplemente no funciono. En otras palabras, sin comida no me muevo para ninguna parte.

Ahora no me gustan mucho los desayunos buffet, porque típico que en los desayunos buffet uno siempre come de más. Yo soy feliz con mi desayuno preferido que cada mañana sagradamente me sirvo muy agradecida y contenta. Mi desayuno de campeones es el siguiente: fruta picada con yogurt natural combinado con yogurt de frutas, dos huevos duros y mi café con leche, y con esto estoy lista para empezar el día. Los fines de semanas son más especiales, porque el desayuno normalmente lo prepara mi esposo y además le agrega croissant.

Antes de ser mamá, me encantaba tomar desayuno en la cama. Si no tenía clases muy temprano en la mañana, me levantaba y preparaba mi desayuno y lo ponía en una bandeja, luego me acostaba y me quedaba un rato más en cama relajada y reposando.

Me gusta tanto el desayuno que, si fuese un poeta ya le hubiese escrito una oda al desayuno. Pero como no soy poeta, pero sí blogista, aquí me tienen escribiendo sobre el desayuno. A todo esto, ya me dio hambre escribiendo sobre comida y eso que acabo de almorzar, seguramente debo tener un animalito pequeño adentro de mi estómago muy activo que se come todo lo que como.

Por otro lado, creo que la principal razón por la cual me puse tan buena para comer, fue que empecé hacer más deporte, ir al gimnasio y hacer pesas. Lo cual tiene sus pros y sus contras, la desventaja mayor es que ahora soy una “esclava del gimnasio”, porque si dejo de hacer deportes simplemente engordo mucho, ya que me acostumbre a comer harto.

¿Y tú tienes tu desayuno de campeón?

La vida tal cual es….Sígueme en:  Facebook  y Twitter

 Haz clic en la foto para agrandarla

Esta entrada fue publicada en La vida bella, Vida y Salud. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Desayuno de campeones

  1. chape dijo:

    Una oda al desayuno me parece una idea maravillosa 😀
    Zumo de naranja recién hecho, tortilla de claras, un par de croissants y café con leche. Así suelo empezar yo el día 😉

  2. Yo siempre desayuno lo mismo los días de trabajo; cereales y un plátano. Los días libres no suelo comer cereales, sino fruta y yogur (mis favoritos son limón y camemoro). Los días libres también casi siempre tomo mi café cortado leche leche.

    Empezé a pensar ¿a qué hora cenas, si ya tienes hambre al acostarte? Con el tema de la cena tienes horario finlandés o latino? Es que nosotros por ejemplo cenamos casi siempre después de las nueve de la noche.

    • Hola guapa!
      Qué rico yogur de limón nunca lo he probado lo voy a comprar la próxima vez que vaya al supermercado.
      Nosotros también cenamos tarde y a penas termino de cenar ya estoy pensando en el desayuno 😉
      Abrazos y muchas gracias por pasar y comentar! 🙂

Jätä kommentti / Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s