¿Te acuerdas de mí?

031

Barcelona España 2012

El problema no soy yo, la culpa es de mi memoria. Tengo muy buena memoria, pero corta. Este ha sido mi chiste más repetido en estos últimos años, la razón principal es mi problema de recordar las caras de aquellas personas que he visto en pocas ocasiones. No hablare sobre recordar nombres, porque ya es un caso perdido.

¡Qué incomodo! Cuando alguien que no recuerdo con exactitud  me pregunta ¿te acuerdas de mí?. Inmediatamente mi mente se queda en blanco. Por supuesto que no quiero ser descortés y decirle aquella persona sabes lo siento mucho,  pero no me acuerdo exactamente de ti o peor aún no tengo idea quien eres. Aunque a veces creo que me hubiese evitado varios momentos vergonzosos respondiendo simplemente con la verdad.

Pero en la realidad sucede lo siguiente, cuando me encuentro con alguien  que quizás he  visto en alguna parte y de cierta forma me es familiar, pero lamentablemente no me puedo acordar con certeza, esta persona me saluda y pregunta ¿te acuerdas de mí? y le respondo sí claro ¿Cómo estás? ¿Qué es de tu vida? y empiezo a conversar con esta persona realmente sin saber quién es. Todo va de maravilla hasta que a través  del transcurso de la conversación la persona se da cuenta que yo no sé quien es realmente.  Justo en ese momento,  para salvar la situación ocupo mi chiste regalón tengo muy buena memoria, pero corta.

Estoy segura que a más de alguien le ha sucedido justamente lo mismo que a mí, no es algo tan terrible quizás, el problema está cuando te pasa a menudo, por consecuencia la gente pueda sentirse menos querida e importante. Han habido casos más extremos, en los cuales me he presentado con bombos y platillos pronunciando la frase cliché ¡qué gusto en conocerte! y la persona me comenta que ya nos hemos conocido anteriormente. En esos momentos quisiera volverme invisible o desaparecer.

Son tantos los momentos vergonzosos que podría escribir un libro, el cual se titularía: las mil formas de olvidar a una persona. Dentro de estas miles de veces, en las cuales no recordé  la cara de alguien, me gustaría contar la anécdota que tuve con mi vecina. ¡Sí que terrible! ¿Verdad? no reconocí a mi propia vecina, a defensa mía solo puedo decir que en Finlandia en general no vemos  mucho a los vecinos en invierno y me había cambiado sólo  hace  dos años aproximadamente a este nuevo barrio llamado Karisto. Además para mí los finlandeses todavía me parecen todos iguales.

Estaba entrando en una cafetería, cuando me saluda mi vecina me hablaba de forma muy cercana, así que yo empecé a seguir la conversación y a disimular, porque que no sabía exactamente con quien estaba hablando en ese momento. Durante la conversación me entere que íbamos al mismo gimnasio años atrás,  cuando vivía cerca del centro de la ciudad. Le explique que ya no iba al mismo gimnasio, porque ahora vivía en Karisto un barrio nuevo en Lahti y se me ocurre preguntarle si conocía o había visitado Karisto. Ahí fue, creo yo, que se dio cuenta que  no la recordaba. Muy amorosa mi vecina no me dijo nada  al respecto y luego terminamos la conversación.

Yo estaba contenta, porque pensaba que había salido todo perfecto en la conversación y esta vez no había ofendido a nadie nuevamente  con mi mala memoria. Hasta al día siguiente cuando veo a mi vecina en la puerta de su casa y la saludo desde el auto con la mano. En ese momento me recuerdo que era ella la persona tan amable que me había encontrado en la cafetería el día anterior, a la cual le había hecho la brillante pregunta si conocía el barrio Karisto, y claro que lo conocía era mi vecina.

¿Te ha pasado a ti lo mismo o algo parecido? Deja tu comentario muchas gracias..

Registrate a mi blog y así te llegarán a tu email el anuncio de nuevas historias ♥

Temas relacionados:
Creciendo cada día más
Ahora o nunca
¿Qué quieres ser cuando grande?
Dentista versus Ginecólogo

Esta entrada fue publicada en La vida bella. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Te acuerdas de mí?

  1. Rocninans dijo:

    este me dio mucha risa 😀 comete unas buenas pasas… yo estoy comiendo 😀

  2. Inés Santibañez dijo:

    Vivi, Obviamente tu risa es inolvidable… demasiado contagiosa y divertida… que recuerdos. Espero puedas venir a Chile para que nos reunamos con los antiguos compañeros. un beso.
    Inés Santibañez.

  3. Hola mi querida Inés!
    Muchas gracias por tu comentario guapa!! Jajaja mi risa sigue igual 🙂 Estoy viajando a Chile ahora en Diciembre. Entonces sería una excelente ocasión para organizar algo con los antiguos compañeros.
    Un abrazo enorme y otro beso para ti.
    Viviana

Jätä kommentti / Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s