¿Qué quieres ser cuando grande?

1Cuando era pequeña tenía la ilusión de ser policía. Lo único que quería era terminar luego el cuarto medio y postular a la escuela de investigaciones de Chile. Hasta cuarto medio mi padre me siguió el juego con la idea de ser policía, pero él tenía bien claro que esto nunca iba a suceder.

Sus fundamentos eran que cuando un malhechor me empezara a contar sus problemas, yo me iba a poner a llorar e inmediatamente lo iba a dejar en libertad. No era lo demasiado fuerte y quizás muy sentimental para andar en la calle atrapando delincuentes.

Así que hasta ahí no más me llego la ilusión de ser policía. A defensa de mi padre es verdad soy demasiado llorona y hubiese sido un poco raro ver a un policía llorando por ahí por cualquier cosa ¿no?.

Me recuerdo que durante mi vida de estudiante mis asignaturas favoritas de las cuales tenía mayores habilidades eran matemáticas, física y música. Fue gracias a la habilidad a las matemáticas que decidí luego estudiar la carrera de Ingeniería en ejecución en marketing en Chile, desde luego las matemáticas que pasaban en la escuela eran mucho más fáciles que las asignaturas de cálculo y algebra en la universidad, en fin igual pase mis ramos dignamente.

En cambio para castellano era un desastre total y no estoy exagerando. Realmente era poco talentosa para los idiomas en general y en especial para el idioma inglés. En Chile la escala de notas es del 1 al 7 y se necesita un 4 para pasar el ramo. Para los idiomas era como se dice en Chile “cuatrera” que significa pasar las asignaturas con la nota mínima o sea un cuatro, lo cual me molestaba bastante, ya que me bajaba significativamente mi promedio general de notas.

Siempre pensé que los profesores de idiomas eran medios locos y extraños. Me acuerdo que para una prueba de inglés termine en el hospital por dolor de estómago, es que yo solamente con ver a mi profesora de inglés me dolía todo, le tenía terror. Yo hacía mi mejor esfuerzo y por más que intentaba de hablar y pronunciar las palabras en inglés lo mejor posible, simplemente no me funcionaba, bastaba sólo con ver la cara de la profesora para darse cuenta que no me estaba dando resultado.

Lo más irónico es que ahora soy trilingüe español-inglés-finés para no creerlo ¿verdad?. Yo creo que mi profesora de inglés nunca se hubiese imaginado que yo algún día hablaría Inglés y no la culpo, porque ni siquiera yo lo hubiese creído años atrás, como tampoco imaginé que hablaría el idioma finés, unos de los idiomas más difíciles del mundo, para ser sincera no sabía que este idioma existía del todo.

Francamente no es mi intención transmitirles a ustedes cuan inteligente y capaz soy, mi mensaje va que todos podemos desarrollar nuevas habilidades y crecer. No importa cuántas veces te hayan dicho que no puedes y que nunca lo lograrás, la verdad es que todos tenemos las habilidades suficientes para lograr lo que queramos, nunca hay que perder la confianza en uno mismo, creo que siempre hay espacio para seguir progresando en cualquier área de la vida.

Creo fuertemente que Dios tiene muy buen sentido del humor, aunque muchas veces se le pasa la mano conmigo. De haber sido un verdadero desastre en la asignatura de castellano e idiomas en general. Hoy en día me gano la vida como profesora de español y cultura aquí en Finlandia.

Estoy muy contenta con mi profesión de profesora, ya que ha sido realmente una experiencia muy enriquecedora, ser profesor requiere una gran responsabilidad para la sociedad y los estudiantes, mi objetivo principal es llegar a ser una influencia positiva para ellos. A fines de diciembre terminaré mi tercera carrera universitaria esta vez en Pedagogía en Educación Internacional, para así seguir creciendo profesionalmente en Finlandia, cuyo país ha tenido por muchos años los mejores resultados en educación a nivel mundial.

Lo que hubiésemos querido ser cuando grandes puede que haya variado un poco, en mi caso enormemente, nunca pensé que algún día iba a ser profesora. Pero si me preguntas ahora ¿Qué quiero ser cuando grande? Pues creo que me gustaría disfrutar aún más las cosas simples de la vida y profesionalmente quisiera escribir un libro. ¿Y tú? ¿Qué quieres ser cuando grande?

Registrate a mi blog y así te llegarán a tu email el anuncio de nuevas historias ♥

Temas relacionados:
Creciendo cada día más
Ahora o nunca
¿Te acuerdas de mí?
¿Es muy difícil o todo lo contrario?

Esta entrada fue publicada en La vida bella. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Qué quieres ser cuando grande?

  1. Nataly Muñoz dijo:

    Vivi cuanto me has hexo reir … con la historia… jijiji y el sentido del humor k Dios tiene tb cn tu vida …. es enviarte a vivir a Finlandia un pais con temperaturas taaaaaaan bajas y tu Amando el sol la playa. .. saludos de Chilito…!!!

    • Hola mi querida Nataly!
      Muchísimas gracias por tu comentario y apoyo realmente me dan mucha alegría!!!
      Que bueno que hayas encontrado entretenida la historia 🙂
      Es verdad es muy singular el sentido del humor que Dios tiene con mi vida.
      Por eso creo que es muy saludable tomarse la vida con bastante buen sentido del humor, especialmente cuando las expectativas no son exactamente como las esperabamos.
      Un abrazo super grande y mil bendiciones!!!!
      Nos vemos en la próxima historia ❤

  2. Lucii dijo:

    Hola leyendo un poco tu historia me hace recordar un poco a la mía, me gusto muchísimo por que yo ahora estoy como tu al comienzo bueno Con decirte que para los idiomas soy un desastre, pero se q con esfuerzo podré superalo, te cuento que yo me case hace 2 años con un francés y ahora estoy aprendiendo un poco de frances y la verdad me cuesta muchísimo así que me gusto leer tu historia por que me haces ir por buen camino,. Saludos desde Colombia y bendiciones 😁😁

  3. ¡Hola Lucii!
    Muy bienvenida a mi blog y muchas gracias por tu comentario 😉
    Que bueno que te hayas sentido identificada con mi historia. Ya ves no estamos solas en esto.
    Muchas felicidades por tu matrimonio y por esos 2 años de casada, que sin duda serán muchos años más de felicidad, compañerismo y amor.
    Ánimo con tus clases de francés, que aunque parezcan imposibles recuerda que puedes lograrlo con esfuerzo, mucha paciencia y no olvides también de disfrutar de los pequeños logros diarios que tengas con el idioma.
    Un abrazo grande y un gusto enorme en conocerte 😉
    Viviana

Jätä kommentti / Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s